Cómo saber cuáles son las frutas de temporada?

Cómo saber cuáles son las frutas de temporada, Frutas, cocina, madurar frutas en casa, saber cuándo una fruta este madura, tipos de fruta, cual es la temporada de cada fruta, cómo elegir una fruta.

Las frutas que se cortan antes de tiempo corren el riesgo de no madurar completamente o de hacerlo muy lentamente, para que no se corra el riesgo, debe envolver en papel periódico o de china, cada pieza por separado.

También debe guardarlas en un lugar seco, oscuro y fresco. Hay que comprobar su estado cada 2 o 3 días. Sin embargo, el proceso de maduración se interrumpe por completo cuando las frutas se abren o cortan antes de tiempo.

Cuales son las frutas de temporada
Cuales son las frutas de temporada

Es necesario además saber juzgar cuándo están a punto; esto se conoce por el aspecto de las frutas, su color y en ocasiones por el olor.

También se debe saber cuáles son las frutas de cada estación para poder modificar la dieta a lo largo del año y aprovechar las que están a mejor precio.

Entonces, durante la temporada se puede conseguir una mayor cantidad para preparar conservas, así como mermeladas y jaleas.

Aquí se le muestra una lista de frutas para saber si están maduras:

• Aguacate: Existe el criollo, de cáscara delgada y completamente negra cuando madura; el Hass, de cáscara gruesa y rugosa, que es el que más gusta, y la pagua, menos apreciado por su sabor dulzón.

Además el aguacate se encuentra durante casi todo el año, pero la mejor época es la primavera y el verano. Un aguacate maduro es pesado para su tamaño y su pulpa cede a una ligera presión de los dedos.


• Anona: chirimoya y guanábana: Son frutas tropicales de pulpa blanca, cremosa, dulce y aromática. Están en su punto cuando ceden a una ligera presión del dedo. Si están muy blandas indica que ya están pasadas.

• Capulín: Cuando está maduro tiene la piel tersa y brillante, de color casi negro. Se da de mayo a julio, pero el de junio es el mejor.

• Ciruelas: hay de cualquier variedad: la amarilla, que es la más dulce, la “perfumada”, de piel roja y pulpa amarilla, o la “betabel”, roja y ácida, deben tener la pulpa firme y la piel sin manchas ni grietas. Se dan a mediados de la primavera hasta el otoño.

• Cítricas: El limón pequeño con semilla es más caro que el grande sin semilla; por lo que, rinde más porque es más jugoso y ácido. Elija los que tengan un color verde brillante. Estos se encuentran todo el año, son más caros en los meses de diciembre y enero.

• La mandarina: esta fruta se da de noviembre a febrero. Cuando acaba su temporada se inicia la de la variedad llamada “reina”, que tiene la cáscara más gruesa y con menos jugo.

• La naranja de la que sea debe ser firme, con la cáscara lustrosa, y pesada para su tamaño.se encuentra todo el año, y la más barata la consigue desde el invierno hasta comenzar primavera.

• La toronja se encuentra todo el año pero abunda de septiembre al mes de abril. Es mejor la de cáscara delgada. La de cáscara gruesa por lo general es fofa y seca.

• Chicozapote: su temporada es de octubre a enero. Cuando está maduro cede a una ligera presión del dedo. No debe destilar miel ni presentar cuarteaduras, que es señal de que puede estar agusanado, cuando se pasa de punto se le arruga la piel.

• Durazno, nectarina, prisco y chabacano; Todas estas frutas deben tener la pulpa firme, y la piel aterciopelada y sin grietas. La temporada es muy corta; se finaliza en verano.


• Higo: Mientras más grande y oscuro sea mejor. Cuando está maduro es de consistencia blanda pero firme. Si tiene olor a fermentado es que está pasado. No debe presentar grietas. Su temporada es en verano.

• Jícama: a la jugosa se le llama “de agua”, que tiene el rabo duro. Esta fruta es pesada cuando comienza a arrugarse y a ponerse fofa.

• Manzana y perón: No se guíe tanto por el color rojo de la manzana ni por el verde del perón, sino por el tacto y sonido: deben estar firmes, ni duras ni fofas; al golpearlas con el índice debe escucharse un sonido opaco.

• Las manzanas apropiadas para comerse crudas son la Starking, la Delicious y la Golden. Para asar o hacer compota la llamada manzana rayada y la Rome Beauty son perfectas.

• Melón chino: Cuando está maduro es oloroso, con la cáscara rugosa y suave, sin partes hundidas; la pulpa debe ser de color anaranjado pálido. Lo hay casi la mayor parte del año.

• Melón valenciano: De cáscara amarilla y lisa, tiene la pulpa de color verde pálido y firme. Cuando está maduro los extremos ceden a una ligera presión de los dedos.

• Níspero: Su buena apariencia puede engañar porque su calidad cambia mucho dependiendo del lugar donde se cultivo. Para saberlo pida que le den a probar uno.

• Papaya: Es una fruta tropical originaria del continente americano. Se recolecta estando verde, al madurar la cáscara toma un color verde amarillento amarillo anaranjado, depende mucho de la variedad de pulpa amarilla o de la llamada amameyada.

Además la variedad hawaiana, es muy pequeña, a comparación de las otras, tiene un aroma y sabor delicioso. Una papaya madura de puede presionar un poco con los dedos.

• Pérsimon: Es una fruta originaria de China. Su pulpa es muy dulce y hay para escoger con o sin semillas. Un pérsimon madura es pesado para su tamaño.

También tiene carne firma pero, no muy dura y la piel lisa y brillante de color anaranjado intenso. También, es una fruta delicada muy difícil de conservar una vez que ha madurado, se que debe consumir al instante.

• Piña: Su aspecto no tiene mucha relación con su sabor. Una piña en su punto de maduración, despide una fragancia dulce y agradable.

La cáscara y las hojas del penacho no deben presentar coloración café oscuro. Si usted la golpea con el índice y produce un sonido apagado, estará jugosa y dulce, aunque la cáscara sea de color verde.

• Plátano: Los más pequeños son el dominico, que es amarillo y delgado, y el manzano, que es un poco más grueso. El Tabasco es el que más se consume; en cambio, el morado, que es más grueso, es mucho más dulce y de mejor sabor, pero más costoso.

También el plátano macho es el más grande y se puede cocinar ya sea verde o muy maduro, según su preparación.

• El plátano Tabasco está en su punto exacto de maduración cuando la cáscara es amarilla con algunos puntos de color café; si la cáscara está verde es que todavía no está en su punto; cuando la cáscara es negra, el plátano debe consumirse durante el día porque está a punto de pasarse.

• En cambio, si el plátano macho, que una vez maduro tiene la cáscara negra y pegada a la pulpa, en las demás variedades la cáscara se desprende muy fácil cuando maduran.

• Sandia: La mejor la puede conseguir durante la primavera. La mejor sandia es cuando la cáscara está lisa y brillante, es pesada para su tamaño y de consistencia dura y maciza. Además no debe presentar manchas de decoloración.

• Tejocote: Su temporada es en el mes de noviembre y diciembre. El mejor es el amarillo y grande. Por lo que aun maduro por lo general es duro.

• Tunas: Se dan en los meses de julio y agosto. Las hay de pulpa verde pálido; de cáscara rojo-violácea con la pulpa de igual color, y las de cáscara verde-amarilla con la pulpa color ámbar. La tuna en cualquier variedad, debe presentar un color parejo sin manchas oscuras.

• Uva: Se calcula que en el mundo hay unas 200 variedades de esta fruta. Las uvas deben ser firmes y llenas, de buen color según la variedad y que no estén arrugadas, tampoco deben presentar cuarteaduras. Su calidad depende del lugar donde se cosechan. Se dan durante el verano y comienzos de invierno.

• Zapote negro: se dice que es originario de México; cualquier variedad de zapote es de gran consumo. Tiene la piel delgada de color verde oscuro y la pulpa untuosa de color negro. Cuando está maduro es muy blando, pero si tiene la piel enjuta es que está muy maduro, en caso de estar así no lo elija. Hay suficientes en temporada de otoño e invierno.

Comentarios